• Ser Tilateño es revisar de manera crítica nuestras convicciones.